martes, 10 de noviembre de 2009

Libre mercado de sindicatos

Más allá de mi disconformidad con las huelgas en el subte (pues creo que puede lograrse un objetivo similar liberando los molinetes, salvo que esto no afecta a los usuarios, sino que los beneficia), no encuentro un sólo argumento válido no refutable en favor de la existencia de sindicatos únicos. En serio, invito a la BEA a que me ilumine, porque esto todavía no lo entiendo.
A ver, pregonamos por aquí y por allá que la gente pueda elegir lo que quiera, que el libre mercado, que la libertad de prensa, la libertad de culto, ¿y la libertad para elegir a quien me represente?
Los sindicatos no son más que los representantes de una rama de los trabajadores. El problema de que haya un sólo sindicato por rama de actividad es claro: se transforman en cajas negras de tipos que lo conducen de forma non sancta durante 20 o 30 años, con cero incentivos a pelear por los trabajadores, total están "cautivos" de su sindicato. Más aún, como estos sindicatos responden todos a un mismo partido, tienen actitudes bastante diferentes según quién esté en el poder, independientemente de las medidas que se tomen (¿o alguien me va a venir a decir que Menem hizo algo en pos de los trabajadores?).
En fin, déjense de joder y denles a los empleados del subte el sindicato que quieren. Si es para sentirse mejor representados, bien merecido lo tienen, y si es para seguir afanando, al menos afanaran para ellos y no para otros, qué se yo.

9 comentarios:

Martin dijo...

"Ahora, hay un segundo elemento que el dispositivo mediático y cierta izquierda o progresismo de buenos modales se encargan de soslayar sistemáticamente. Los sindicatos argentinos hegemónicos consiguen, en mayor o menor medida, conquistas para sus afiliados. Globalmente, el modelo sindical argentino le pone límites al capital como quizás en ningún otro país no desarrollado y más que en muchos desarrollados. Basta notar las mejoras salariales conseguidas en el sector formal en los últimos años, casi siempre por encima de la inflación hasta 2008. Es muy difícil que en algún país del mundo no desarrollado (y en muchos avanzados) un laburante de supermercado o albañil tenga los servicios de salud que te da OSECAC o la UOCRA por ganar 500 dólares al mes. A nivel macro, la negociación colectiva agregada sectorial no existe en ningún otro país emergente. La negociación a nivel de actividad tiene ventajas importantes: protege a los trabajadores (formales) más débiles, baja la dispersión salarial involucrando las básicos de convenio, y permite administrar mejor la combinación de crecimiento e inflación, lo que es esencial para cualquier estrategia económica expansiva. Néstor lo hizo los años de doble 10 (casi 10% de crecimiento, con 10 % de inflación, pa mal). Mas en general ¿alguien cree que el hecho de que Argentina haya sido desde la posguerra, y sea aun hoy después del diluvio de los 90, el país más igualitario de América Latina es absolutamente independiente del modelo sindical que tenemos?"

http://labarbarie.com.ar/2009/%C2%BFcgt-cta-de-que-estamos-hablando-una-propuesta/

Juane dijo...

Ahí está. Primero, tu óptica, P07@, es básicamente liberal y democrática. Desde otro punto de vista, en que no se hable ni de libre mercado, ni de libertad de prensa, la libertad sindical se la pasan por el totó ("tinn"). No lo digo en referencia a un sistema fascista clásico sino a los ensayos "socialistas siglo XXI v2.0 BETA".

Por otro lado, el problema de fondo en el manejo de los sindicatos no me parece la libertad sindical (que en principio me parece correcta), sino la democratización de las organizaciones sindicales. Como dice el texto que posteó Martin arriba, al momento de la negociación paritaria, la unidad sindical ayuda al trabajador, e incluso también al empresariado que, aunque tiene un adversario unificado fuerte, no tiene que vérselas con facciones radicalizadas que en determinadas circunstancias puedan generar graves trastornos (caso Kraft, caso subte, donde el 'empleador' vendría a ser en, terceras instancias, el Estado).
El tema fundamental, creo, es cuando los sindicatos y las centrales obreras están copadas por castas entreguistas y corruptas.
Es engañoso, por otro lado, el ejemplo de los camioneros, como sindicato dedicado en cuerpo y alma a sus afiliados: pueden exigir los aumentos y beneficios que se les ocurran porque el transporte automotor no tiene competencia y los fletes pueden encarecerse tranquilamente (sobretodo cuando la economía va viento en popa). Y bueno, ni hablar del cararrotismo de mencionar las obras sociales como ejemplos de nada; el hecho de que en buena parte del mundo la salud sea un negocio no implica que las obras sociales no sean un negoción para los jerarcas sindicales, aún cayéndose algunas migajas de buena atención a los afiliados.
Si los "gordos" tuvieran casas normales en lugar de mansiones, caballos, campos y hoteles, seguramente los sindicatos darían mejores prestaciones sociales y nadie se quejaría de la unidad sindical; se daría sola. Si se creó la demanda de libertad sindical y pulularon los sindicatos y las centrales paralelas, y consiguieron el éxito que se hoy vemos, es por algo.

Adhiero a lo errado del paro como estrategia de lucha; tiene efectos muy negativos, crispa a la sociedad, se la ponen en contra de ellos y no perjudican directamente (sino a través de los huevos hinchados de la gente) ni al gobierno ni a la UTA ni a Metrovías. En cambio liberar los molinetes y prestar el servicio normalmente cierra por todos lados (bah, sigue sin perjudicar directamente a la UTA, salvo por la simpatía que pueda generar en la gente a favor de la causa).

Por otra parte, este problema ya se volvió un callejón sin salida difícil de resolver, creo que por el error primigenio de no darles un sindicato propio de buena voluntad consiguiendo la adhesión a la Gran Familia Cegetista; lo hubiera resuelto en dos patadas. Ahora estamos rehenes de que siga paralizado el subte o les den el gusto y la UTA paralice los demás transportes en protesta. Difícil.

Fredy Yabran dijo...

Creo que el problema radica en las fallas de mercado que tendria este mercado como muchos otros. Sobre todo por los comportamientos oportunistas de los agentes que seguramente lleven a incurrir en problemas de Moral-hazar y de seleccion adversa( Eleccion incorrecta de representantes, aunque esto tambien sucede con la estructura tradicional, solo que aqui abria que multiplicarlo por la cantidad de sindicatos que se creen) pero por sobre toda las cosas me parece que el problema principal de tener muchos sindicatos radica en que practicamente todas la actividades de servicios generan algún tipo de externalidad en el resto de la sociedad y a su vez las huelgas en estas areas tambien generan externalidades negativas en el resto de la sociedad.
Me parece que mayor cantidad de sindicatos llevaria a estar en un estado de conflictividad casi permanente ( algo así como lo que sucede en Aerolineas Argentinas con sus 5 sindicatos)

Fredy Yabran dijo...

Creo que el problema radica en las fallas de mercado que tendria este mercado como muchos otros. Sobre todo por los comportamientos oportunistas de los agentes que seguramente lleven a incurrir en problemas de Moral-hazar y de seleccion adversa( Eleccion incorrecta de representantes, aunque esto tambien sucede con la estructura tradicional, solo que aqui abria que multiplicarlo por la cantidad de sindicatos que se creen) pero por sobre toda las cosas me parece que el problema principal de tener muchos sindicatos radica en que practicamente todas la actividades de servicios generan algún tipo de externalidad en el resto de la sociedad y a su vez las huelgas en estas areas tambien generan externalidades negativas en el resto de la sociedad.
Me parece que mayor cantidad de sindicatos llevaria a estar en un estado de conflictividad casi permanente ( algo así como lo que sucede en Aerolineas Argentinas con sus 5 sindicatos)

Lalo Lopez dijo...

En realidad, es un tema bastante complicado por el impacto que tendría a la hora de la negociación salarial.

No creo que el gobierna permita la formación de sindicatos paralelos por afuera de la cgt. No es casualidad que su principal aliado sea moyano. La influencia de éste permite que exista un tope en las negociaciones salariales evitando que se acentúe la espiral salarios-precios.

Ahora, el problema que tiene este camino es que después te tenés que bancar personajes corruptos como moyano que te manejan medio país.

Y la libre elección sindical? Como decía Juane, la mayoría de estas facciones son de izquierda radicalizadas con intereses totalmente antagónicos que te dificultan cualquier negociación (sino preguntenle a scioli con los maestros en la provincia).

Acá con la respuesta me la juego y seguro me van a pegar por todos lados.

Si fuera trabajador prefería la libre elección de sindicatos, ahora si fuera un policy maker (es decir salgo de la platea y tengo que ir a los bifes, del otro lado del mostrador) preferiría que cada empresa pueda tener su propio sindicato y que los empresarios se tomen el laburo de generar sentimiento de pertenencia con los trabajadores para evitar que los llenen de paros.

Saludos

P07@ dijo...

A ver, el tema de las negociaciones con múltiples sindicatos, tranquilamente puede resolverse. El que haya un sindicato peronista y uno socialista o aún "comunista" no implica que no puedan tener puntos en común. Incluso podría negociarse la escala salarial en conjunto por ley, o algo así, y que la diferencia venga por otro lado (vacaciones, obra social más allá de que ya esté desregulado, licencias, etc.).
Yo no dije que este gobierno fuera o no a hacerlo, lo que yo dije es que no encuentro ningún argumento para que no lo haga, ninguno que puedan decir en público, al menos.
En lo que respeca a quiénes manejan los sindicatos, yo tengo la teoría de que los reclamos de la izquierda radicalizada son totalmente facilistas, en el sentido de que, cuando sé que no voy a ganar una elección, reclamo huevadas como un salario mínimo de 5 lucas, total sé que después no lo voy a tener que aplicar. Lo mismo con los sindicalistas. Reclaman mucho porque saben que no lo van a tener que dar, simplemente porque no tienen un sindicato propio. Ahora, dales un sindicato y que se las arreglen! A un trabajador tampoco le conviene estar parado un mes entero, en última instancia al tipo también lo afectan las pérdidas de la empresa (sólo que el daño que le produce cada día de paro es mínimo, pero muchos poquititos son un poco).
Lalo, tu propuesta como policy maker es lo que pasa en Japón. La verdad es que no sé qué tan bien funciona, y tampoco sé si, aún funcionando bien en un país ordenado y desarrollado como Japón, funcionaría acá.

Lalo Lopez dijo...

No estoy tan seguro que con multiples sindicatos de diferentes espectros políticos puedan negociar tranquilamente,
mirá por ejemplo a los maestros en la capital.....
http://www.clarin.com/diario/2009/05/02/um/m-01909832.htm

La "izquierda radicalizada" tiene participación activa en muchos sindicatos a través de comisiones internas ej: Kraft, Subtes, Casino, ceramistas de neuquén...etc

Yo no los defiendo, pero tampoco los subestimo, y el gobierno me parece que tampoco. Por eso siempre va a preferir sindicatos únicos en manos de peronistas (aunque se tengan que bancar a tipos como moyano). Y obviamente como decís vos, no va a blanquear esa postura en público,

Sí, sabía que la propuesta de sindicato único por empresa se implementó por 1ra vez en japón. Lo mencioné xq acabaría con personajes como moyano y le quitaría protagonismo al estado en los conflictos sindicales y delegaría en ambas dirigencias, patronal y trabajadores, la responsabilidad de mantener una relación mas madura. Pero es inviable a nivel político; solo mencionar la idea te asegurás un paro general de la cgt por tiempo indeterminado, ni hablar del cambio de mentalidad que presupone.

Saludos

Bruno dijo...

Liberar molinetes no tiene el mismo efecto, es mas, no tiene el efecto esperado. La pelea aca es con el Gobierno Nacional principalmente. Liberar molinetes afecta a Metrovias, no al Gobierno...

H dijo...

El argumento a favor del sindicato único (como en Argentina desde Perón) y no por empresa (como en EEUU) es que en el primer caso los trabajadores tienen mucho más poder de negociación. No entra en huelga la UOM-Ford, sino toda la UOM q te puede paralizar todas las automotrices.
Claro que es un arma de doble filo: un sólo sindicato es más fácil de comprar por la patronal.
Dicho esto hay mil variables más relacionadas con el derecho laboral...