miércoles, 3 de marzo de 2010

Si me conviene, importa



Todos estamos más o menos enterados del cambiazo de decreto que hizo Cristina el día de ayer. Personalmente, me parece una típica jugada de las que suele hacer el Gobierno y creo que fue una maniobra bastante hábil desde el punto de vista político.

Pero hay algo increíble: cómo el oficialismo siempre se las rebusca para mostrar, a toda costa, la parte “positiva” de lo que hacen. Ayer hubo una reacción muy (exageradamente) negativa de prácticamente toda la oposición, alegando falta de institucionalidad y esas cosas. Por otra parte, hubo una reacción bastante positiva por parte de los mercados, con suba de los bonos y baja del riesgo país. Entonces claro, ahora lo que importa es que los mercados financieros respondieron positivamente, y por eso la medida es brillante. Igual, cuando dibujamos los números no importa lo que piensen o hagan los mercados, porque representan el capital financiero que nos aleja del gran modelo productivo.

Este tipo de rebusques suceden en otros campos también. Hay diarios que se encargan, cada tanto, de investigar las conexiones subterráneas entre los funcionarios, por ejemplo, del gobierno porteño, y algún genocida o funcionario menemista. Pero cuando hay funcionarios del Gobierno que en su juventud pedían la liberación de Videla, no hay que decir nada. O cuando ponemos a un adulador de Menem al frente del BCRA está perfecto, porque los mercados “necesitan a un tipo así”. Obviamente, cuando se va, su política pasa de ser sobresaliente a tener grandes defectos de los que nos damos cuenta recién cuando pega o le hacen pegar el portazo.

Digo, el tema del decreto se podría haber defendido por otras vías. A mí me parece un camino bastante acertado el de usar reservas en vez de usar recursos fiscales, por ejemplo. Y por ahí no es tan necesario recurrir a lo que diga JP Morgan al respecto.

3 comentarios:

Sanka Coffie dijo...

Decís: "creo que fue una maniobra bastante hábil desde el punto de vista político".
La verdad que no coincido, si ves lo que pasó hoy te darás cuenta de que la oposición está más abroquelada que nunca, y le sacaron las mayorías en todas las comiciones en el senado. La "jugada" (en realidad debería decir "estafa") va a tener muchos costos políticos para el gobierno porque todavía no se da cuenta de que la sociedad le dio la espalda y que el 28 de junio perdió las elecciones! Un abrazo

alexanderplatz dijo...

Sanka, a mí me pareció hábil dentro de las posibilidades con las cuales se manejaba el Gobierno. Era eso o el regreso triunfal de Menem volteando el DNU que lleva meses de discusión. Además, no "retrocedió" en su posición: la Coalición Cívica sigue tratando de judicializar el tema, como antes.

Saludoss

Javier dijo...

Muy buen la nota.

Con respecto a lo que discutían acá:

Quizás fue hábil. Logran hacer quedar a la oposición como unos idiotas que se oponen a todo. A mucha gente no le importan las formas y piensa que cumplir la ley es una estupidez (pensamiento del estilo: los voto porque aunque roban piensan como yo).

Claro, indigna a mucha gente, pero esa gente que los odia cada día más es gente que de todas formas no los vota, entonces no les importa que los odien un poco o muchísimo. Tienen una estrategia electoral selectiva.

Saludos

Javier

Dejo mi blog:

www.estamos-asi.blogspot.com