miércoles, 15 de julio de 2009

Cuentos chinos

Hace ya 4 meses que China (junto al resto del BRIC y demás países emergentes) reclama para abandonar el dólar como reserva internacional, en favor quizás de una canasta de monedas (al estilo de los DEG del FMI). Si bien no creo que sea una mala idea porque el sistema actual le otorga a EEUU demasiado peso en la economía mundial (probablemente más del que ostente desde los últimos 10 años), no veo cuál podría ser el beneficio de China. El gigante asiático tiene aproximadamente dos billones de dólares en bonos del tesoro norteamericano, conseguidos en gran parte en la última década por el enorme superávit comercial que tuvo con Estados Unidos (aunque su superávit se remonta a los 80 ya). Estos dos billones de dólares, además, representan el 70% de las reservas de China.


Un bono es una promesa de pago. Estados Unidos se compromete a pagarle a China, a lo largo de los años, 2 billones de dólares y contando. Pero a su vez, los dólares son promesas de pago. Un dólar es una promesa de pago sin una fecha cierta y sin una tasa de interés, excepto la inflación de EEUU, lo cual no es un dato menor. Lo que se compromete a dar USA entregando un dólar a otro país como medio de pago es un bien producido allí, o dicho de otro modo, con superávit comercial. Entonces, para poner un ejemplo, digamos que EEUU le debe a China unos 20 millones de Corvette ZR1 (si a alguien le gusta algo distinto a los autos puede buscarse otra referencia) a unos 100000 u$s cada uno.

Gran parte del valor que el mundo le da al dólar se debe a su condicion de reserva de valor, por lo que si perdiera esta condición, la demanda de dólares, y por ende su precio, caerían, lo que se traduciría en no poca inflación en el gran país del norte. Imagino que una parte importante de esos bonos que tiene China están indexados por inflación, pero no todos. Entonces, Estados Unidos no le debería a China 20 sino 15 millones de Corvettes ZR1. Dato menor si tenemos en cuenta también que los precios de las commodities se negocian en dólares, con lo que volverían a aumentar al estilo 2006-08 y probablemente más, con lo que la infla nos la comeríamos todos.

¿Dónde gana entonces China? Repito, no me parece una mala medida, aunque sí la tomaría en forma muuuuy paulatina (con un saneo de las cuentas externas de USA como condición necesaria), y obviamente no en medio de una crisis como esta, pero así y todo no veo cómo puede favorecer eso a los orientales no-uruguayos. El amigo Pablo nos da una explicación, pero a mi poco me convence.

3 comentarios:

Larry dijo...

Muy bueno este post y el anterior del Nene.

Ustedes si que dan Cátedra.

Saludos

Larry

El desquitado dijo...

P07@, no concuerdo en dos cosas:
1. El hecho de que "la infla nos la comemos todos" no es cierto. Si los commodities suben porque están denominados en dólares, pero todas las monedas se aprecian en relación al dólar, entonces no hay inflación para el resto de los países que no son EE.UU.
2. Creo (sólo creo), que la mayoría de los bonos chinos no están indexados por inflación. Al respecto, hay un interesante post del 0.33%, que a su vez cita a Cavallo, donde se menciona el tema:
http://musgrave-finanzaspublicas.blogspot.com/2009/06/la-salida-inflacionaria.html

Abrazo!

P07@ dijo...

Desqui, muy buenas tus correcciones. Igual, existen países que mantienen una paridad con el dólar (China es uno de esos casos, nosotros tuvimos algo por el estilo) lo que sí produce inflación. Además, fijate que los períodos de más alta inflación fueron los años 2006 a 2008, cuando se dispararon los commodities.
Con respecto a los bonos, la verdad que lo mío fue pura intuición, pero si estoy equivocado, entonces más a mi favor, a China le conviene mucho menos que se devalúe el dólar....